NUESTRA HISTORIA

La Funeraria Guatemala fue fundada en 1928, por el señor José Alfredo Guatemala p. Don Alfredo ha sido considerado por sus generaciones un hombre emprendedor y un padre ejemplar.

Entre sus hijos cuenta Don Pablo Guatemala que se inició con el manejo de la Funeraria, con ideas propias de planificación, cambiando la imagen tradicional a más funcional, ideando nuevos modelos de ataúdes y abriendo una sala de ventas nueva. Ya en 1971, alcanzaba una nueva meta, inaugurando la Sala de Velaciones Guatemala.

“Parque Memorial El Edén”, nació de una visión que tuvo don Pablo hace 30 años, idea que surgió de brindar al pueblo Migueleño un servicio completo de servicios funerarios, sala de velación y de un cementerio moderno que contribuyera a la reactivación de la ciudad y al engrandecimiento de los habitantes con la prestación de un servicio excelente.

Así en 1986, se formó OCTO, S.A., quién hizo posible la realización de la visión de Don Pablo en ideas conjuntas con sus hijos forjando objetivos, así:
1.‑ Hacer de la Funeraria una Empresa Integral.
2.‑ Dar un servicio a la Sociedad Migueleña
3.‑ Constituirse en fuente de ocupación.
4.‑ Dar empuje en momentos difíciles de la Sociedad

Seguidamente se planifica la construcción del Parque con el estudio de ingenieros y arquitectos, ingenieros sanitarios, investigaciones internacionales sobre leyes y reglamentos de parques cementerios; y el 10 de octubre de 1986 se inician conversaciones con la firma constructora, se tramitan los documentos para permisos legales en oficinas gubernamentales como: Obras Públicas, Ministerio de Salud Pública, Ministerio del Interior y en general con todas las dependencias del Estado que tienen que ver con este tipo de proyectos.

Estos trámites demoraron cerca de 2 años y el día 13 de Enero de 1988, el Ministerio del Interior como Organismo Rector en esta materia emite resolución, autorizando a la empresa OCTO, S.A. la construcción de lo que es ahora “Parque Memorial El Edén”.

El 14 de Octubre de 1989, el gobernador de San Miguel, Sr. Jorge Medrano inaugura Parque Memorial El Edén, ubicado en la prolongación de la 2a. y 4a. Ave. Norte El Cantón Zamorán a 2 Km. de la ciudad de San Miguel. Culminó así una etapa de interminables trámites burocráticos, contactos internacionales para asesoría, arduas sesiones de planificación de obras, de estrategias publicitarias, de ventas y de organización. Comenzaba a funcionar una empresa de servicio, cuya misión era satisfacer de la mejor forma la celebración de un acto humano natural, que sugiriera un principio no un final.

Nació El Edén con un logo que anunciaba mucho de la proyección: el sol y el árbol significando luz, vida, esperanza y el nombre de Parque Memorial en su parte inferior denotaba un concepto novedoso en el servicio; pues la palabra parque, trae a la memoria lugar de esparcimiento, paseo, meditación, jardines, fuentes, árboles, pájaros, belleza, amplios espacios, luz, color… vida; todo basado en la filosofía del Dr. Huber Eaton, creador de este revolucionario sistema , iniciado en los Estados Unidos.

En El Edén se han incorporado la más moderna corrientes que existen a nivel mundial en este tipo de servicios, tanto en el uso de equipo, diseño de instalaciones y diseño arquitectónico, como en políticas de mercadeo y ventas; pues desde el inicio El Edén se asoció a la American Cementery Association (ACA), la cual vela por el cumplimiento de ciertas normas en la prestación del servicio y también es socio fundador de la Asociación Latinoamericana de Parques Cementerios y Servicios Exequiales (ALPAR); participando constantemente en conferencias y seminarios de información, capacitación y tecnificación que ambas asociaciones internacionales ofrecen a sus miembros

En 1986, que se dio a los trámites de aprobación de El Edén, se comenzó a dar forma a una inspiración largamente sentida por Don Pablo Guatemala, de crear un cementerio de este tipo y todavía con mayor proyección cedió a sus 8 hijos (de ahí el nombre de OCTO de la sociedad promotora del parque), la realización y conducción de este proyecto,
sumándose además el Lic. Arturo Guzmán Trigueros en este fin.

Muchas firmas nacionales participaron en la conformación del Proyecto: El Banco Cuscatlán que oportuna y ágilmente concedió el crédito para la realización de la obra; la firma Arrieta‑Barrientos Consultores que hizo el diseño arquitectónico y que justamente el 10 de Octubre de 1986, exactamente en el instante del terremoto, la Sra. Evelyn
Guatemala de Guzmán, estaba pluma en mano en sus oficinas, para firmar el contrato de servicios con esta firma de arquitectos; el bufete de abogados Molina Fonseca Asociados que coopera en todos los trámites en la conformación jurídica de OCTO, S.A. propietaria del proyecto El Edén; el despacho Nova Asociados, oficina de auditoria que ha prestado valiosa asesoría y servicios de auditoria; Pladicon, la firma migueleña a quién se le encomendó la construcción de la obra; el Ing. Lotario Bayardo Gómez, quién realizó los estudios hidrológicos de la zona y Tablas Amaya la firma que hizo los estudios de suelo y perforaciones en todas las áreas, entre otros.

Del personal con que actualmente se cuenta, la mayoría se inició en la empresa y se les ha dado capacitación a través de seminarios que FEPADE, Cámara de Comercio y otros imparten.

Se considera que actualmente El Edén Parque Memorial, es una de las empresas Migueleñas que aplica las más modernas técnicas de gestión empresarial y organización, lo cual le ha valido el reconocimiento de sus clientes y el entusiasmo y espíritu de servicio del personal que labora en la empresa.

Esto se demuestra con el Reconocimiento PREMIO JARAGUA 1990, otorgado por la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador; también se cuenta con el reconocimiento Internacional al nombrar al Lic. Guzmán Triguero, miembro de la Junta Directiva de ALPAR.

A más de catorce años de funcionamiento se puede apreciar la pujanza y el esfuerzo de OCTO, S.A., no sólo al visitar sus oficinas administrativas ubicadas en las mismas instalaciones del Parque donde se puede verificar que se cuenta con equipo de computación, fax, aire acondicionado central, moderna planta telefónica; sino también el mismo Parque el cual es visitado diariamente por los migueleños en general quienes llegan a disfrutar de la frescura de las tardes y la belleza del paisaje.

Pero es en fines de semana que la comunidad migueleña se vuelca al Parque, atraído por su belleza y cuando se nota también la presencia de compatriotas que vienen del extranjero y que se congratulan de que en San Miguel, exista un lugar tan especial como el que existe en sus nuevos lugares de vida en otros países y expresan cálidas y orgullosas palabras por tener en San Miguel tan importante obra.

Al tener tan grande afluencia de público a las instalaciones y observar el respeto con que se conduce al interior se comprueba la aceptación del nuevo concepto de parque memorial y su pleno funcionamiento como tal.